Ambientes modernos con ladrillos a la vista

Hace décadas los ladrillos a la vista dejaron el estigma de “construcción sin terminar” o de “falta de recursos” y se convirtieron en una opción súper moderna en el diseño de interiores. Una pared con ese estilo en la casa puede generar fácilmente un visual rústico o industrial, pero no solo eso. Dependiendo del estilo del resto de la decoración, o de la manera como aplicas la pared de ladrillos a la vista, el ambiente puede componer distintos resultados. Hoy en día es muy común encontrar el recurso en hogares de todo tipo, incluso los de lujo.

Para lograr un estilo más industrial lo interesante es mantener los ladrillos con su color y aspecto original. Pero si el objetivo es crear un ambiente más chic y minimalista, una opción es pintar los ladrillos de blanco, gris o mismo de un tono azul o verde oscuro.

Además de ser democrática con respeto al estilo de decoración, una pared de ladrillos a la vista tampoco tiene reglas con respecto al ambiente: queda bien en cualquiera, ya sea en el living, cocina, dormitorio o mismo en el baño.

Si no te animás a empezar una obra en tu casa para descubrir una pared, o si tu casa no cuenta con una pared de ladrillos, está también la opción de los paneles de ladrillos, que son fijados a la pared de manera rápida. No quedan tan auténticos, pero el efecto es muy parecido.