Da más vida a las paredes de tu casa con formas geométricas

Del cuaderno de la primaria directo a las paredes del living: las formas geométricas son una manera económica y muy divertida de cambiar totalmente el estilo de un ambiente. Sin tener que recurrir a los empapelados y sus escasas opciones de estampados, con un poco de pintura y una buena dosis de creatividad es posible lograr resultados increíbles.

Sean rectángulos, franjas, círculos, hexágonos o triángulos, las posibilidades de transformar tus paredes con un detalle original usando la geometría son infinitas. Para establecer en la pared las formas que elijas se pueden utilizar moldes previamente adquiridos o bien crear las figuras libremente, utilizando cinta de papel adhesiva.

El tipo de forma, su tamaño y principalmente los colores usados son lo que van a definir el estilo del ambiente. Para una habitación de niños, por ejemplo, los colores más fuertes y vivos y una pintura que siga un mismo patrón puede generar un resultado más divertido.

Ya en un living, los tonos más suaves y los estampados más chicos pueden ser la mejor opción para que la pared resulte menos llamativa. Al utilizar la técnica es importante tener en cuenta que los colores deben estar dentro de una misma gama, o si es diferente, lo ideal es intentar mantener cierto equilibrio cromático para que no resulte exagerado o agresivo a los ojos.